Secretaría Ejecutiva del CAC participa en lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas para la Agricultura Familiar y el Plan de Acción Mundial

Fecha: 
De Viernes, Mayo 31, 2019 hasta Domingo, Junio 30, 2019
Ubicación: 
SECAC
Fuente: 
SECAC

El lanzamiento mundial del Decenio de las Naciones Unidas para la Agricultura familiar (2019-2028) tuvo lugar en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma el pasado miércoles 29 de mayo de 2019.

La Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (SECAC) participó en este evento presentando las experiencias en la región del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Además se destacó la importancia de la Política de Agricultura Familiar campesina, indígena y afrodescendiente de la Región SICA 2018-2030 (PAFCIA), la cual busca contribuir al posicionamiento de la agricultura familiar como un medio de vida y un modelo productivo y asociativo, orientado a un proceso de encadenamiento horizontal y vertical, promoviendo un desarrollo integral del desarrollo territorial en las escalas regional, nacional y local.

Durante el lanzamiento del Decenio para la Agricultura familiar (2019-2028) la SECAC destacó que la agricultura familiar es una parte fundamental de la producción de alimentos de la región SICA y una actividad clave para dinamizar las economías rurales, generar estabilidad social y abrir nuevas expectativas, sobre todo para la juventud rural. En el SICA se han hecho avances importantes para el fortalecimiento de la agricultura familiar con enfoque de género y con enfoque de adaptación al cambio climático.

El Decenio de la Agricultura Familiar tiene por objeto crear un entorno propicio que fortalezca su posición y maximice sus contribuciones a la seguridad alimentaria y la nutrición a nivel global, así como a un futuro saludable, resiliente y sostenible.

El Plan de acción mundial aporta asesoramiento detallado a la comunidad internacional sobre las medidas colectivas y coherentes que pueden adoptarse durante el período 2019-2028. Por ello destaca la necesidad de aumentar -entre otros factores-, el acceso de los agricultores familiares a los sistemas de protección social, la financiación, los mercados, la formación y a las oportunidades de generación de ingresos.

La agricultura familiar abarca la producción de todos los alimentos: ya sean de origen vegetal, carne, -incluido el pescado-, otros productos de origen animal -como los huevos o los productos lácteos-, y alimentos producidos en tierras agrícolas, bosques, montañas o en piscifactorías, que son gestionados y explotados por una familia, y que dependen básicamente de la mano de obra familiar, tanto de mujeres como de hombres.

Los agricultores familiares proporcionan alimentos sanos, diversificados y culturalmente apropiados, y producen la mayor parte de los alimentos, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola y ayudan a las economías rurales a crecer.

Asimismo, la agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. Garantizan el traspaso de conocimientos y tradiciones de una generación a otra, y promueven la equidad social y el bienestar de la comunidad.

Lun, 06/03/2019 - 16:25 -- Laura Mendez